Single Blog Title

This is a single blog caption

Recordando a la leyenda

No cualquiera se convierte en All Black: la determinación, la dedicación, el sacrificio y la crueldad que se requieren son de leyenda. Se necesita a estar a un nivel muy superior a la media de gente que juegan al rugby.

En este día, hace cinco años, nos quitaron una de esas leyendas. Después de una larga batalla contra la enfermedad renal, Jonah Lomu falleció la mañana del 18 de noviembre de 2015, en el mismo pueblo en el que nació; Auckland. Fue el final de una vida que tuvo con un efecto legendario y único en el rugby.

El concepto de fuerza imparable a menudo parecía personificado en la inmensa figura de Lomu de 1,96 m y 120 kg. Con el balón en la mano, los defensores que lo rodeaban parecían encogerse de tamaño a medida que avanzaba, derribando a los tackleadores como piedras de una pared. Fue un espectáculo que dejó expresiones de desconcierto en los rostros de espectadores y jugadores e hizo que el resto del mundo deportivo se sentara y se fijara en el rugby.

Todas las historias bonitas tienen su parte triste

La tragedia golpeó a fines del ’95 cuando a Lomu se le diagnosticó una enfermedad renal extremadamente rara, el síndrome nefrítico. Su carrera fue congelada para tratar la condición y la fuerza de su voluntad se hizo evidente cuando se encontró de regreso con la camiseta All Black en poco tiempo.

Fue inmenso en la Copa del Mundo de 1999 en el Reino Unido y el nuevo milenio le sonrió cuando se mudó a Wellington para enfrentar a los Huracanes y encontró la mejor forma de su vida en los años 2000 y 2001.

Lamentablemente, sus problemas de salud continuaron atormentándolo y se confirmó en 2003 que estaba en diálisis tres veces por semana. Sorprendentemente, continuó jugando al rugby profesional. En 2004, Lomu se sometió a un trasplante de riñón, el órgano donado por el presentador de radio de Wellington, Grant Kereama.

En 2015, Lomu padeció un ataque cardíaco inesperado que estaba relacionado con su afección renal que había reaparecido desde el trasplante.

Su muerte paralizó al mundo del rugby, y particularmente a Nueva Zelanda, mientras los fanáticos, los viejos compañeros de equipo y los viejos enemigos honraron al gigante que dio tanto al juego que amamos.

La leyenda dejó huella en Barcelona

Hace 10 años, Jonah Lomu vino a Barcelona para acudir a un evento organizado por la Federación Española y la Catalana, con la colaboración de la International Rugby Board y la empresa Global Sport.

Con la fama y el reconocimiento de Lomu, atrajo la atención de todos los amantes del rugby de Barcelona. Como no, muchos de los jugadores del club se fueron a ver a la leyenda del Rugby. Muchas caras conocidas del club estuvieron ese día. Están 10 años más joven pero a ver si los reconoceis.

ăn dặm kiểu NhậtResponsive WordPress Themenhà cấp 4 nông thônthời trang trẻ emgiày cao gótshop giày nữdownload wordpress pluginsmẫu biệt thự đẹpepichouseáo sơ mi nữhouse beautiful